(Caracas, 24 de enero. Noticias24).- En el año 2006, por órdenes del comandante Hugo Rafael Chávez Frías es creada la Misión Negra Hipólita, con el propósito de incluir a aquellas personas que se encuentran en situación de calle, a través de programas de protección social integral, garantizando así el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y la igualdad.

Leimy Oliveros es una mujer de 30 años que llegó a la Misión Negra Hipólita con el propósito de cambiar su vida y ser reintegrada a la sociedad. Ella quiere demostrarle al mundo que cuando realmente se quiere, se puede sin importar todas las vivencias que tuvo en el pasado.

Ingresó hace 4 meses a las instalaciones de la Comunidad Terapéutica Socialista Manuela Sáenz, ubicada en El Junquito, estado Miranda, luego de haber vivido por varios años en situación de calle, drogadicción y alcoholismo. Al llegar al centro tenía sus dos piernas pero a consecuencia de su vida pasada una de ellas tuvo que ser amputada.

Desde su llegada al centro de rehabilitación, ha adquirido aptitudes y destrezas en cuanto a la formación productiva en las áreas textiles, agraria, peluquería, cocina, de construcción, entre otros.

Antes de llegar al centro de atención, se describe como una persona rebelde, grosera, altanera, falta de respeto, sin educación, principios ni valores. Recalcó que hoy en día no es ni la mitad de la persona que entró hace unos meses a la institución.

Oliveros tiene la visión de que saldrá curada física y espiritualmente. Quiere convertirse en un ejemplo de vida para aquellos que en la actualidad viven en situación de calle, alcoholismo y drogadicción, así como enseñarle al mundo su valor como mujer y como persona.

Está completamente agradecida con la Misión Negra Hipólita porque le ha permitido avanzar y crecer como ser humano. Además, señaló que no le falta nada, está fuera de peligro, tiene una cama donde dormir, tres comidas al día y consiguió una familia que la apoya y la ayuda a continuar.

Article source: http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/328851/otra-vida-que-cambio-gracias-a-la-mision-negra-hipolita-mi-padrastro-me-violaba-tuve-que-matarlo/