Arianzer Sofía Paz, de siete años, jugaba en la sala de su casa junto a sus hermanos de cuatro años, cuando un proyectil atravesó la ventana e impactó contra el abdomen de la niña.

Las autoridades policiales no descartan que el disparo que le causó la muerte se haya generado en el interior de la vivienda. (Foto cortesía)

Una niña de siete años murió al recibir un disparo cuando se encontraba dentro de su vivienda ubicada en el sector Boquerón del kilómetro 2 de la carretera a El Junquito, en Caracas.

Según la versión que suministraron los familiares de Arianzer Sofía Paz (7), la pequeña jugaba en la sala de su casa con sus dos hermanitos de cuatro años, cuando se escucharon varios disparos en la calle.

Al parecer uno de los proyectiles pasó, el pasado lunes, por una ventana e impactó a la niña a la altura del abdomen.

Los familiares cuentan que a la infante la trasladaron, con ayuda de una vecina, hasta el Hospital José Gregorio Hernández, ubicado en Los Magallanes de Catia, donde murió al poco tiempo de ser ingresada, detalló El Universal.

Funcionarios de la Dirección Contra Homicidios de la Policía científica realizan las averiguaciones correspondientes para determinar con exactitud cómo ocurrieron los hechos.

Aunque los parientes indicaron que se trató de una bala perdida, las autoridades no descartan que el disparo se haya generado dentro de la misma vivienda, pues algunos vecinos indicaron que no escucharon ningún tiroteo esa tarde.

La pequeña estudiaba primer grado en un colegio cercano al sector donde residía.

Fuente: Diario La Verdad